Rey Alfonso XIIRey Alfonso XII

Breve historia del colegio publicada en al Revista LEA por el P. Juanjo Sánchez, antiguo director.

Ver artículo: Aquí.

Reproducimos a continuación dos libritos sobre la historia del colegio con motivo de su centenario: 

1. Vicente G. Mier, El Colegio de El Escorial. Cien años de reformismo (1875-1975). Madrid 1976. 

2. Maurino Alonso, Nuestro colegio. Estudio histórico y descriptivo. Madrid 1975. 

Antiguos alumnos ilustres. Charla de D. J. A. Perea en la inauguración de curso de 2013.

Enlace.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Libro sobre los mártires agustinos de El Ecorial del P. Carlos Vicuña. Pincha aquí:

 

 

 

 

 

BREVE HISTORIA DEL COLEGIO ALFONSO XII

Cuando Felipe II construyó el Monasterio concibió desde el incio la existencia de un colegio - seminario, para un pequeño grupo de alumnos. Estas estancias comenzaron a ser habitadas por los colegiales el 28 de septiembre de 1587 y así se mantuvieron hasta la desamortización de Mendizábal en el siglo 1837. Posteriormente, el colegio reinicó su actividad bajo la dirección de San Antonio María Claret, quien asumió las obras escurialenses en 1859 bajo mandato de Isabel II, hasta que fue refundado en 1875 por iniciativa de Alfonso XII. El monarca se declara católico y liberal y desea que el Colegio mantenga ese mismo espíritu, alejado de los movimientos extremistas de la época: integrismo y anarquismo. Con la llegada de los agustinos en 1885 el Colegio adquiere otras líneas complementarias, inspiradas en la enseñanza de San Agustín: la interioridad y la disposición para la apertura y colaboración con las necesidades del mundo que nos rodea.

Desde sus orígenes, el Colegio se dedica a las enseñanzas medias y ofrece la posibilidad de cursar los estudios en régimen de internado. En la actualidad, también ofrece Educación Infantil y Primaria,  solamente en régimen de externado.

Para los alumnos del Colegio es determinante asimismo su ubicación dentro del mismo edificio del Monasterio, del que ocupa la mitad anterior del ala izquierda. Las proporciones monumentales, la armonía ambiental, la historia encerrada entre sus piedras, marcan positivamente la vida de estudiantes y profesores.

En sus más de cien años de historia, el Colegio ha pasado algunos momentos muy difíciles.

En 1933 se prohibe la enseñanza a los religiosos, con lo que se traslada a Madrid bajo el nombre de "Calderón de la Barca".

En 1939 vuelve a El Escorial, pero las instalaciones habían quedado muy deterioradas y por ello, los estudiantes tuvieron que compartir aulas y dormitorios en los locales del Real Colegio Universitario de María Cristina.

El Colegio ha gozado también de excepcionales dotaciones para las ciencias experimentales. Fue deseo del propio Alfonso XII que las instalaciones gozaran de los medios más avanzados y se trajeron instrumentos y aparatos desde Londres, París, Berlín o Viena. Hoy, siguen destacando sus laboratorios, en especial el Gabinete de Ciencias Naturales, que cuenta con importantes colecciones de animales, minerales y plantas.